Paranoia Paradise

… o como desde mi jardín Prehistórico conocí a Derek Jarman

Este texto fue escrito entre 2008 y 2009 cuando ernani realizaba re:farm the city por hangar.

Quería enseñárselo a alguien y me encuentro que el servidor del proyecto ha sido tirado abajo y han perdido material, arghhh!!. Optimistamente, le dan la vuelta, como un paso (aunque forzado) para desarrollar una nueva web que llevaban tiempo dando largas, incluso amenazan con una red social de intercambio. ¿Otra semilla para lorea?

Afortunadamente tenía una copia que publico mas abajo. en cambio un post  sobre hongos y psicoactividad en catalunya no corrió la misma suerte. Aquí va lo que quedó, disfrutad!

Me di cuenta que en el zulo en que vivía mis plantas se morían de oscuridad y smog, que los bichos devoradores no tenían resistencia alguna, eran inmunes a mis sustancias pesticidas naturales de tabaco y ajo (intoxicación de vapores vampíricos). Una mierda, gracias a la resistencia adquirida después de tragar la polución de autobuses revendidos del (primer) sucio mundo. Artrópodos y anélidos que por sus venas viscosas corren mares de dióxido de carbono.

Luego de tal pérdida (todas mis plantas comestibles y fumables desaparecieron frente a mis ojos gracias a mi resistencia química) he pasado años sin intentar un nuevo huerto, jardín, entes vivos a mi cargo, pero mi frustración no ha aplacado ni un día el sueño de mi flora perfecta:

un jardín prehistórico/psicoactivo, un jardín vivo en donde las plantas se alimentan de seres vivos, no son solo entes pasivos, si no que engullen, asfixian y envenenan.

Imagino dendrobatidaes, capsicums per tot arreu , amanitaspsilocybes… y toda suerte de manjares que al solo chuparlos o devorarlos te llevan a paraísos paranoicos emocionales, visuales, mentales y sensoriales, quiero ser intoxicada y mordida por miles de seres, me veo delirando en mi jardín, teniendo orgasmos de placer ante tales bestias gruesas de colores insaciables y texturas caníbales… sangres, savias y corporalidades blandas y retorcidas.

Intentando aterrizar mi pequeño paraíso, comencé a buscar referentes, visualidades,  y llegue a Derek jarman, que me encantó con su jardin de piedra, delicioso… ritual.. quizás por su extremo parecido a los surrealistas paisajes de mi infancia, a esa mezcla rito.pagana.árida.mágica inabarcable.

Esto me llevo irremediablemente a sus peliculas… y nuestros jardines se fundieron, emergieron del claroscuro de la poesía lógica… de la métrica matemática irracional… del aforismo lento… y me enamoré (adolescencias…) de su dulce paraíso paranoico.

Y aquí estoy, uniéndome a este proyecto para materializar y mutar de alguna manera la idea de la huerta comestible en un disparador de sentidos, en un espacio de recuperación de especies que nos son vetadas en pos de intereses farmacéuticos, de control social por medio de la desconexión corporal y mental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s